Saltar al contenido

El filtro de acuario

¿Qué es el filtro de acuario?

El filtro del acuario es un mecanismo cuya función principal es la de filtrar el agua para eliminar todas aquellas impurezas que pueda contener y así evitar la aparición de bacterias tóxicas, algas, etc. El filtro mantendrá el agua en constante recirculación artificial para evitar su estancamiento.

El filtro también es capaz de retener elementos sólidos como restos de plantas, de comida o excrementos, e incluso limpiar los componentes de los medicamentos para peces disueltos en el agua. Es prácticamente imprescindible para evitar que ciertos compuestos químicos (fosfatos, nitritos, nitratos, etc.) se desequilibren y empiecen los problemas en el acuario.

Todos los filtros de acuario disponen de una bomba succionadora de agua, un compartimento donde almacena las capas filtrantes y el material de filtrado, y una entrada y salida de agua. Su funcionamiento es común en todos los modelos y tipos:

  1. La bomba succiona constantemente agua del acuario en función de su potencia.
  2. Esta agua circula por el interior del filtro y llega al compartimento, donde pasa por las capas y los materiales filtrantes hasta quedar depurada.
  3. El agua filtrada vuelve al acuario por la salida de agua.

Es importante saber diferenciar entre el tipo de filtro, y el tipo de filtrado que pueden ofrecer:

1.- El tipo de filtro viene dado por las características físicas y su colocación (interior o exterior).

2.- El sistema de filtrado va ligado principalmente la calidad y el precio del filtro, donde vemos que los más sencillos puede que solamente nos ofrezcan el filtrado mecánico, y otros de más calidad puedan ofrecernos los tres tipos de filtrado (mecánico, biológico y químico). Este proceso ocurre en el compartimento del filtro.

Tipos de filtro de acuario

Hay muchos tipos de filtros, cada uno con sus características y sus peculiaridades, que nos pueden ir mejor o peor dependiendo del acuario que tengamos y los peces que en él habiten. Principalmente, se pueden dividir en 2 grupos:

Filtro interno

Son aquellos filtros que se encuentran dentro del acuario y son, probablemente, los más extendidos y utilizados a nivel mundial. Están pensados para acuarios pequeños/medianos, que no sobrepasen los 150-200 litros, ya que a más volumen menor es su poder de absorción (el cual termina siendo limitado).

Son silenciosos y sencillos de montar y mantener. También son los más baratos que encontraremos en el mercado.

Por el contrario, ocupan un espacio valioso dentro del acuario, restándole volumen a nuestros Goldfish y pudiendo romper la estética. También requieren de un mantenimiento más seguido ya que están constantemente en contacto con el agua.

Filtro externo

Se colocan fuera del acuario, de forma que podremos ocultarlos y así evitar que rompan la estética. También es una gran ventaja que no resten capacidad al acuario, puesto que nuestros Carassius auratus requieren de mucho espacio para poder desarrollarse óptimamente; pero por el contrario, deberemos habilitar un espacio donde tenerlo instalado.

Disponen de gomas que actúan como conductos por donde succionan el agua hasta llevarla al compartimento para ser filtrada, y luego la devuelven al acuario.

Son muy recomendables para acuarios de gran volumen debido a la potencia de la bomba, aunque pueden emplearse también en acuarios medianos/pequeños debido a la gran variedad de filtros externos de diferente potencia que existen hoy en día.

Requieren menos mantenimiento y limpieza ya que no están constantemente en contacto con el agua, y al tenerlos en un sitio habilitado como pueda ser un armario, generarán menos ruido.

Filtro de mochila

Es un tipo de filtro externo que queda colgando de un lateral del acuario, de ahí su nombre de “mochila”. Oxigenan muy bien el acuario ya que el agua retorna en forma de cascada, y su compartimento es muy grande, por lo que nos permitirán utilizar los 3 sistemas de filtrado. También son más fáciles de manipular al encontrarse en el exterior del acuario, y requieren menos mantenimiento que uno interno.

Como desventajas, vemos que necesitan cierto espacio en el lateral donde vayamos a instalarlo y pueden parar antiestéticos. Además, suelen ser más ruidosos que los otros tipos de filtro.

¿Qué sistemas de filtrado existen?

El sistema de filtrado son todas aquellas capas filtrantes y material de filtrado que ayudan a filtrar el agua y retener las sustancias perjudiciales que haya en ella.

Como habíamos mencionado anteriormente, una cosa es el tipo de filtro (interno o externo) y otra es el sistema de filtrado que puedan ofrecer. Cada filtro es diferente y puede o no ofrecernos determinado sistema de filtrado. Suele estar relacionado con la calidad y el coste del filtro: a mayor calidad y capacidad del compartimento, más tipos de filtrado podrá ofrecernos un filtro.

Filtrado mecánico

El filtrado mecánico retiene en el interior del compartimento las partículas sólidas que haya flotando en el agua, como restos de excrementos, de comida o de plantas; se utilizan esponjas foamex porosas para retener estas partículas. Los restos que absorba continuarán su proceso de descomposición dentro del filtro, es por ello que requerirá de un mantenimiento más regular.

Si la partícula a retener tiene un tamaño muy pequeño puede que se escabulla y vuelva al acuario sin quedar retenida en la esponja. Para evitar que esto ocurra, se suele utilizar esponjas con distintos grosores de poro (las de poro más fino irán detrás de las de poro más grueso).

Otra alternativa a la esponja foamex es la lana de perlón, que también ofrece buenos resultados reteniendo las partículas de menor tamaño. Aunque podamos lavarla y limpiarla para alargar su durabilidad, es recomendable su sustitución regularmente.

Filtrado biológico

El filtrado biológico es muy importante y recomendable en todos los acuarios, ya que permite eliminar las sustancias químicas nocivas que contenga el agua (nitritos, nitratos, fosfatos, etc), así como los restos biológicos de los peces y los restos de comida.

A modo de resumen, el filtrado biológico consiste en la creación de un ecosistema bacteriano beneficioso que ayude a combatir estas sustancias nocivas. Deberemos utilizar material poroso en nuestro acuario (rocas, grava, sustrato, etc.) para que se pueden alojar y asentar más fácilmente.

Para el filtro podremos utilizar los canutillos cerámicos o las esferas de cuarzo sinterizado, que deberemos incluir en el compartimento y favorecerán la aparición de estas bacterias ya que se trata de material poroso que no afecta a los parámetros del agua.

Filtrado químico

El filtrado químico se debe realizar en ocasiones puntuales cuando aparezca algún problema en la calidad del agua (esté turbia y sucia), queramos retirar por completo el medicamento que hayamos suministrado al acuario o necesitemos modificar los parámetros del agua (pH, dureza, etc).

El material filtrante que se utiliza en la filtración química es el carbón activo para acuario o las turbas acidificantes (cuando necesitemos rebajar el pH del acuario). El tiempo útil de vida de este carbón activo es de 30 días aproximadamente.

El mantenimiento del filtro de acuario

Dependiendo del tipo de filtro que tengamos, este requerirá un mantenimiento en mayor o menor regularidad. Por ejemplo, los filtros internos necesitan de un mantenimiento más regular (idealmente una vez por semana) ya que están constantemente en contacto con el agua. El tipo de filtrado mecánico (esponjas foamex y lana de perlón) también requiere de un mantenimiento semanal para limpiar la acumulación de partículas en el material filtrante.

Un indicador de que el filtro necesita ser tratado es que el caudal del agua que vierte de vuelta al acuario haya disminuido. Esto puede deberse a la acumulación de partículas en su interior, hecho que dificulta la circulación del agua.

Es muy importante tener en cuenta las bacterias beneficiosas que habitan en nuestro filtro (filtrado biológico). Debemos ir con mucho cuidado a la hora de limpiar las esponjas o el perlón, ya que en ellas habita gran parte de estas. Se pueden limpiar sin riesgo a eliminarlas por completo, siempre que no hagamos una limpieza en profundidad de la esponja; es recomendable que estos materiales sean desechados y reemplazados una vez su vida útil haya llegado al máximo y no limpiarlos en excesiva profundidad con tal de alargar su uso.

Por otra parte, si utilizamos agua del grifo, estas bacterias morirán con total probabilidad debido al cloro. Debemos utilizar agua del propio acuario para el correcto mantenimiento del filtro.

¿Cómo elegir el filtro adecuado para nuestro acuario?

Elegir el filtro adecuado para el acuario no es tarea sencilla, ya que en el mercado existen muchos tipos de filtro, con diferentes calidades y precios. En este punto, deberemos ser críticos y pensar en aquel tipo de filtro que más nos beneficie o nos resulte más sencillo de mantener (por disponibilidad, economía, etc.)

Hay varios factores que nos ayudarán en la elección del más adecuado, como por ejemplo: ¿Dónde voy a colocar el acuario? Dependiendo del espacio que tengamos donde ubiquemos el acuario podremos elegir entre un filtro interno o externo. Está claro que el filtro interno nos restará un espacio muy valioso dentro del acuario, pero quizás sea la única opción viable si no disponemos de mucho espacio alrededor del acuario.

Otro factor de vital importancia es la capacidad de la bomba succionadora. Se recomienda que el filtro elegido sea capaz de filtrar 3 veces la capacidad de nuestro acuario en una hora. Por ejemplo, si disponemos de un acuario de 100 litros, el acuario elegido no debería mover menos de 300 litros por hora. Pero mucho cuidado con la corriente que este pueda crear al retornar el agua filtrada al acuario, sobre todo si hay variedades con dificultades de nado.

Por último, también deberemos tener en cuenta el tipo de filtrado que queramos ofrecer al acuario. Si queremos disponer de un filtrado mecánico, casi cualquier filtro es capaz de ofrecerlo. Por el contrario, si queremos contar con los tres tipos de filtrado, deberemos fijarnos en que el filtro elegido los pueda ofrecer. Normalmente, esto va relacionado con la calidad y el precio del filtro; a mayor calidad, más prestaciones podrá ofrecer el filtro.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!