Saltar al contenido

El pH del agua

¿Qué es el pH del agua?

El pH del agua (Potencial de Hidrógeno iónico) es un indicador que mide la acidez o la alcalinidad de esta. La medición del pH se ejecuta en una escala de 0 a 14, considerándose neutro el valor 7. Cuanto más se acerque al 0, mayor acidez presentará el agua; cuanto más se acerque al 14, más alcalina será el agua.

El pH está directamente relacionado con la dureza del agua, ya que una dureza media/alta conseguirá mantener unos niveles de pH estables y beneficiosos para nuestros Goldfish.

Esta escala es logarítmica, es decir, cada cambio de unidad del pH representa un cambio diez veces en la acidez. En otras palabras: un pH 6 es diez veces más ácido que un pH 7; un pH 5 es cien veces más ácido que un pH 7.

escala ph

En general, un agua con un pH por debajo de 7 se considera ácida, mientras que con un pH superior a 7 se considera alcalina.

Un agua con un pH por debajo de 6/6,5 podría ser ácida y corrosiva. Esto podría incluso producir daños en tuberías y accesorios de plomería. Por otro lado, un agua con un pH superior a 8/8,5 indica que el agua es alcalina, lo que conlleva problemas por formación de sarro en conductos y disminuir la eficiencia de los calentadores de agua.

¿Cómo afecta el pH del agua a nuestros Goldfish?

El pH es un parámetro muy importante para mantener en buen estado tanto el agua del acuario como la salud de nuestros peces. Si nos acercamos a los extremos o incluso los sobrepasamos, la salud de nuestros Goldfish se verá resentida y podrán presentar problemas físicos y enfermedades.

Un pH extremo puede provocar los siguientes efectos en nuestros peces:

  • Reducción o anulación de la actividad alimentaria
  • Reducción del crecimiento y desarrollo
  • Desgaste del sistema inmunológico del pez, lo que conllevará a la aparición de enfermedades.
  • Un extremo ácido puede producir derrames y la destrucción de las aletas de nuestros Goldfish

¿Qué pH necesitan los Goldfish?

El Carassius auratus es un pez en general resistente, capaz de tolerar variaciones en los parámetros del agua, tanto en el pH como en la dureza y la temperatura.

El pH de nuestro acuario deberá estar comprendido entre 6 y 8, sin salirnos de ese rango e intentando acercarnos lo máximo posible al punto neutro (7). Algunas variedades, como el Goldfish Tosakin o el Jikin, son menos tolerantes y sufrirán más si estos valores son llevados a los extremos.

¿Cómo puedo medir el pH de mi acuario?

Para medir el pH del agua de nuestro acuario podemos utilizar varios tipos de medidores, cada cuál con su fiabilidad y su coste: hay medidores de pH digitales y medidores en tiras reactivas.

Medidor de pH digital

Tiene una sonda que permite medir los iones de hidróxilo para determinar el nivel de pH del agua. A menor concentración de iones de hidróxilo, más ácida será; a mayor concentración, más alcalinidad.

Hay varios tipos de medidores digitales: los hay que requieren una calibración analógica, y hay otros cuya calibración se realiza casi de forma automática, manteniendo pulsado un botón para tomar los valores del líquido de calibración.

Los medidores digitales de pH deben calibrarse antes de usarse por primera vez, y luego deben seguir calibrándose regularmente para que no pierdan la precisión de la medición. Para ello, suelen venir con un kit de calibración que incluye unos sobres con distintos valores de pH y un destornillador pequeño (en el caso de los analógicos). Deberemos preparar vasos de agua destilada a 25ºC e introducir los sobres de calibración en su interior (siempre en la mida que nos indiquen los fabricantes). Verificaremos que el medidor nos muestre en pantalla el valor pH acorde al del sobre (o un valor que se acerque relativamente).

Puede que los datos en pantalla no concuerden en aquellos medidores digitales de calibración analógica; así que tendremos que ajustarlos. Para ello, buscaremos el tornillo que suelen incorporar estos medidores en su parte trasera y lo calibraremos con un destornillador (generalmente viene con el kit de calibración) hasta que nos muestre un valor exacto o relativamente cercano al valor pH del sobre utilizado.

Medidor pH digital

Los fabricantes suelen incluir unas breves instrucciones sobre el uso del medidor digital, así que habrá que seguirlas para ponerlo a punto y obtener los resultados con la mayor precisión posible.

Mantenimiento del Medidor de pH digital

El mantenimiento del medidor digital es muy sencillo: tras su uso, siempre intentaremos secar la zona de medición con papel de cocina o un trapo limpio para evitar que el sensor se humedezca y nos de lecturas erróneas del pH.

Hay que tener claro que esto no va a durarnos eternamente; se estima que pueden durar entre 1,5 y 2 años. Si notamos que las lecturas son irregulares y tenemos dificultades a la hora de calibrarlo, nos estará indicando que su vida útil ha llegado a su fin y habrá que pensar en cambiarlo.

Recordemos que se ha de seguir calibrando regularmente dependiendo del uso que le demos. Un uso continuo (una medición por semana o cada dos) requerirá de una calibración cada dos semanas idealmente.

Nunca deberemos tocar la sonda o sensor del medidor con los dedos ya que la grasa de nuestra piel puede ocasionar que de lecturas imprecisas o incluso dañarlo. En caso de hacerlo, deberemos limpiarlo y secarlo muy bien: existen soluciones de limpieza específicas para estos electrodos sensibles.

Medidor de pH con tiras reactivas

Medidor pH de agua tiras reactivas

Se tratan de unas tiras que reaccionan tras contactar y sumergirse en el líquido. Tendremos la escala de pH pintada en diferentes colores (a cada valor le corresponderá un color diferente) para poder guiarnos y verificar el pH resultante del agua.

La reacción de estas tiras es muy rápida y tras 1-20 segundos sumergidas (depende del fabricante), podremos sacarlas y acercarlas a la escala de colores para comprobar el pH del agua.

¿Con qué frecuencia se ha de medir el pH del agua?

Dada la importancia y el impacto que tiene este parámetro del agua sobre nuestros Goldfish, deberemos medir el pH de forma periódica (como mínimo una vez por semana).

Mantener el pH de nuestro acuario es muy importante y necesario para el óptimo desarrollo de nuestros Goldfish y que no contraigan enfermedades. Es por ello que también trataremos de evitar aquellos elementos que puedan desestabilizar los niveles de pH (a no ser que los utilicemos de forma concienciada a fin de lograr un cambio deseado).

¿Cómo bajar el pH del agua?

1.- En los cambios periódicos de agua, podemos utilizar una mezcla del agua habitual que utilizamos con agua destilada desionizada (el agua destilada pura que no tiene ningún perfume ni añadido). ¡No debemos utilizar el agua destilada para uso de plancha!

¿Por qué hacemos esta mezcla? Porque el agua destilada tiene un valor pH neutro (alrededor de 7) y ayudará a rebajar todos aquellos valores de pH que tiendan a la alcalinidad.

2.- También se pueden añadir troncos de madera, como la mopani. Estos troncos ayudan a añadir acidez al agua y, por tanto, bajar el pH.

Madera de Mopani

3.- Si insuflamos CO2 al acuario estaremos rebajando el pH de forma progresiva, ya que el ácido carbónico baja los valores y es muy beneficioso para el cultivo y desarrollo de las plantas del acuario.

4.- Otro truco para bajarlo es mezclar turba con bajo nivel de pH con el sustrato del acuario, o introducir esta turba en el filtro del acuario, para que el agua al pasar por el sistema de filtrado vaya adquiriendo el pH ácido.

5.- Finalmente, podemos recurrir a los productos comerciales que aporten valores ácidos de pH.

* Independientemente de que debamos intentar bajar el pH de nuestro acuario si este no se encuentra entre los valores recomendados, deberemos averiguar qué puede estar produciendo este aumento. Posibles factores:

  • Rocas calizas dentro del acuario: estas pueden subir el pH del agua. Lo mejor será retirarlas por otras que no alteren los parámetros.
  • Si estamos utilizando arena de coral, puede que esta esté aumentando el pH de nuestro acuario.

¿Cómo subir el pH del agua?

1.- Si el agua con la que realizamos los cambios periódicos tiene un pH mayor al valor actual del acuario, podremos realizar cambios parciales y seguidos del agua, a fin de ir aumentando los valores progresivamente sin estresar a los peces.

2.- Se puede utilizar material coralino, como la arena de coral, o material calcáreo (piedras calcáreas y calizas) para subir los niveles de pH.

3.- Hay un truco con bicarbonato potásico que podemos utilizar para mantener altos los niveles de pH: realizaremos una solución de este producto en agua aparte (en un cubo o en una botella, dependiendo de la cantidad necesaria). Tomaremos como referencia las siguientes mediciones:

  • Se utilizan 3 gramos de bicarbonato potásico cada 100 litros de agua para subir 1º el Kh (El Kh es la dureza temporal del agua). Cuanto mayor sea el Kh del agua, más estable y alto se podrá mantener el nivel de pH; ambos valores se relacionan.

Deberemos añadir poco a poco esta mezcla en nuestro acuario, para no aumentar demasiado rápido los niveles y provocar estrés a nuestros Carassius auratus.

4.- También podemos recurrir a los productos comerciales que, en este caso, ayuden a aportar alcalinidad al agua.

* Algunos factores que pueden estar bajando los niveles de pH de nuestro acuario son:

  • Estar utilizando troncos de madera, como la mopani, que ayudan a añadir acidez al agua.
  • Uso de turba ácida que rebaje los niveles de pH.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!