Saltar al contenido

Las piedras del acuario

¿Qué función cumplen las piedras y decoraciones en nuestro acuario?

Las piedras tienen un gran impacto en el entorno de nuestros Goldfish. Sirven para aportar naturalidad al fondo del acuario y poder cobijar a los peces en situaciones de estrés y descanso. Por lo tanto, es bastante recomendable su uso para aportar seguridad a nuestros peces.

Lógicamente, deberemos elegir el tipo de piedra en base al acuario y los peces que tengamos. A continuación te detallamos las piedras que podemos utilizar para nuestros Goldfish:

¿Cómo saber si podemos usar una piedra en nuestro acuario de Goldfish?

Generalmente, cualquier tipo de piedra podría valer para decorar nuestro acuario, siempre y cuando esté bien limpia antes de introducirla en el agua y no tenga bordes puntiagudos que puedan dañar al pez, sobre todo a aquellas variedades con partes muy sensibles.

Debemos buscar aquellas rocas conocidas como “inertes”, es decir, aquellas que no afectan a los parámetros del acuario (pH, dureza, etc). Piedras de granito, pizarra y basalto suelen ser las más recomendadas para usar en acuarios.

Nuestros Goldfish son sensibles a cualquier alteración química del acuario, así que para asegurarnos antes de introducir cualquier piedra, la limpiaremos. Podemos utilizar agua jabonosa y un cepillo de dientes para limpiar a fondo la piedra y dejarla sin ningún rastro de tierra o polvo. Si la introducimos en agua hirviendo durante 20 minutos, quedaremos 100% seguros de que no se nos cuela ningún producto o sustancia perjudicial.

Las piedras calcáreas no son recomendables para el acuario, a menos que seamos conscientes del por qué las estamos utilizando.

¿Por qué no deberíamos utilizar piedras calcáreas?

Las piedras calcáreas son sedimentarios, es decir, se van descomponiendo con el tiempo y van soltando partículas en el agua que aumentan progresivamente el pH del agua y su dureza.

Para peces que requieran de un pH muy alto (más de 8) podrían ser recomendables, ya que es una forma de aumentar a voluntad el pH. Pero en el caso de los Goldfish no se recomienda su uso, ya que deberemos ofrecerles un pH de 6 a 8.

¿Cómo sabemos si una piedra es calcárea o no?

Podemos hacer la prueba del salfumán: dejar caer sobre la superficie de la piedra unas gotas de salfumán y ver la reacción que se crea. Si empieza a formarse una reacción espumosa, estará indicándonos que se trata de una piedra calcárea.

También podemos realizar la prueba con agua fuerte, arrojándola con fuerza sobre la superficie. Si vemos que se forman pequeños burbujas juntas entre sí, estará indicando que se trata de una piedra caliza. Este método es menos fiable, ya que cualquier elemento que haya sobre la superficie puede llevar a la aparición de las burbujas.

Las piedras artificiales y los elementos decorativos para el acuario

Hoy en día existen piedras totalmente artificiales, fabricadas para poder elegir y decorar a placer nuestros acuarios. Estas piedras están fabricadas con materiales que no alteran los parámetros del agua ni suponen ningún peligro para la salud de los peces. Principalmente, se fabrican con resina, poliéster o cerámica.

Suponen una gran ventaja puesto que en una misma piedra puedes tener la función decorativa y el refugio perfecto para tus Goldfish. Los tipos, formas y tamaños de estas piedras artificiales son ilimitados.

Al igual que con las piedras artificiales, los elementos decorativos que podemos encontrarnos en el mercado son infinitos y le darán un aspecto visual totalmente espectacular y único a nuestro acuario. Es muy importante que a la hora de su elección, no contengan bordes afilados o elementos demasiado pequeños que puedan atragantar al pez.

La capacidad del acuario

Decorar un acuario puede resultar muy satisfactorio, no hay duda de ello, pero debemos tener en cuenta que cada elemento que introduzcamos irá reduciendo la capacidad total del acuario (litros).

Teniendo en cuenta que el equipamiento esencial del acuario, como el filtro (si es interno) o el oxigenador, ya estará restando capacidad, es importante analizar el conjunto en total de elementos que queramos contener en nuestro acuario. La cantidad de sustrato y las plantas también restarán capacidad.

Los Goldfish son peces que requieren de un mínimo de 40 litros para cada ejemplar; el no poder dárselos implicará problemas de desarrollo y de estrés.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!