Saltar al contenido

La temperatura del agua

¿Qué temperatura del agua necesitan los Goldfish?

El rango de temperatura del agua donde nuestros Goldfish pueden vivir abarca entre 12ºC y 28/30ºC, considerándose extremos ambos valores.

Idealmente, nos deberemos acercar a los 18-20ºC; evitaremos siempre que podamos los extremos y nunca los sobrepasaremos.

¿Cómo afecta la temperatura del agua a nuestros Carassius auratus?

Dependiendo de la temperatura de nuestro acuario, los Goldfish mostrarán varios tipos de comportamiento muy diferentes.

1.- Si la temperatura es baja, alrededor de 12ºC o menos, podremos ver que los peces se quedan en reposo en el fondo del acuario, nadando únicamente cuando sea necesario. Si les hemos habilitado un refugio, quizás permanezcan en su interior y no salgan nada más que para comer o cuando vean mucho movimiento alrededor. Su respiración será más lenta y pausada de lo normal, e ingerirán menos alimentos.

Esto se debe a que el metabolismo del pez se volverá más lento con la disminución de la temperatura y requerirá de menor actividad para subsistir. Es como una hibernación.

2.- Si la temperatura es alta, acercándose a los 28ºC o más, la concentración de oxígeno en agua disminuirá y veremos a unos Goldfish más activos. Su metabolismo aumentará el ritmo, lo que les demandará más oxígeno y provocará que respiren de forma más corta y repetitiva, como jadeando.

Su salud podrá verse gravemente afectada ya que las altas temperaturas pueden provocar cambios en el estado de los lípidos de su cuerpo, traduciéndose en lesiones y enfermedades de branquias; los notaremos más estresados y vulnerables. También aumentarán los metales pesados y el nivel de amoníaco en nuestro acuario, lo que provocará problemas de osmorregulación en nuestros Carassius auratus.

Aunque se trata de peces muy resistentes, todas aquellas situaciones extremas donde el pez sufre condicionarán su desarrollo y su longevidad.

¿Cómo medir la temperatura del agua?

Para medir la temperatura del agua utilizaremos los termómetros para acuario. Hay varios tipos de termómetros que podemos utilizar, cada uno con sus particularidades:

Termómetro adhesivo

Este termómetro no ofrece lecturas muy precisas, ya que se trata de un adhesivo pegado a la parte exterior del acuario que nos indica la temperatura a través de un cristal de 4 o 5 mm. Para tener una medición más precisa, es recomendable usar otros tipos de termómetros.

Termómetro flotante

Está compuesto por mercurio encapsulado dentro de vidrio, y suele venir con ventosa para pegarlo al cristal del acuario y que quede sumergido, o podemos dejarlo flotando de forma vertical si tiene pesos de plomo o acero que lo estabilice.

Ofrece lecturas más precisas (en grados Celsius o Fahrenheit) puesto que está continuamente en contacto con el agua. Pero hay que tener mucho cuidado ya que el mercurio es muy tóxico y cualquier fuga podría suponer el fin de nuestra comunidad. No debe quedar expuesto al sol directamente.

Termómetro digital

Es el termómetro más práctico y fiable, contando con una gran variedad donde podemos elegir aquel que más nos guste (a más funciones, mayor será su precio). Muy importante elegir uno con sonda sumergible para obtener la mayor precisión posible.

Los hay que utilizan baterías y los hay que van conectados directamente a la luz. Algunos incluso incorporan alarmas que nos avisan si la temperatura se sale de los rangos indicados. Suelen ser robustos y duraderos: sin duda alguna, son la mejor opción.

Algunos medidores digitales que nos ofrecen lecturas del pH y la dureza, también son capaces de medir la temperatura del agua con buena precisión.

¿Cómo bajar la temperatura del agua?

Si no queremos tener problemas en nuestro acuario relacionados con las altas temperaturas, como una mala oxigenación y el resentimiento de la salud del pez, deberemos tratar de bajarla. Para ello, aquí os dejamos varios métodos y consejos:

Destapar el acuario

Si destapamos el acuario conseguiremos que entre el aire del exterior y haga contacto con el agua, favoreciendo una ventilación que permitirá bajar unos grados la temperatura del acuario. La circulación del aire ayudará a disipar el calor.

También favorece que las plantas flotantes prosperen con mayor éxito ya que pueden ventilar mejor e incluso salir del agua y florecer (dependiendo del tipo de planta).

Aumentar la aireación y oxigenación del acuario

Podemos inyectar oxígeno al acuario mediante el uso de un oxigenador, también conocido como aireador. Estos equipos ayudarán a mantener oxigenada el agua, lo que disminuirá la temperatura del acuario.

Si subimos la salida del filtro y hacemos que el agua rompa contra la superficie, estaremos ayudando a oxigenar el agua con la corriente creada. Pero hay que tener en cuenta que una corriente demasiado alta será perjudicial para aquellas especies con un nado lento/medio.

Reducir las horas de luz

Las lámparas del acuario van calentando progresivamente la superficie del agua. Es importante darle luz a nuestro acuario, sobre todo si tenemos plantas. Intentaremos rebajar las horas de luz a ocho; de esta forma las plantas podrán aguantar hasta que la temperatura permita darles más horas de luz.

Las lámparas LED son muy recomendables para la iluminación de nuestro acuario ya que no emiten tanto calor y no calientan el agua del acuario.

Ventilador para acuario

El ventilador es un gran aliado que nos ayudará a rebajar la temperatura del acuario. Tanto si vivimos en países calurosos como si simplemente necesitamos bajar unos grados, se trata de una elección muy acertada: nuestros Goldfish podrán tener la temperatura deseada sin que tengamos que preocuparnos personalmente.

Ventilador de acuario

La elección del tipo de ventilador es muy importante: los hay de varias potencias y cantidades de ventiladores (dobles, cuádruples y séxtuples); deberemos elegir un ventilador acorde al tamaño y forma de nuestro acuario. Este gran rango de posibilidades nos da versatilidad para poder montarlos y apuntarlos hacia donde queramos gracias al sistema de anclaje que incorporan.

Una de sus principales desventajas es que puede producir la evaporación del agua, hecho que nos obligará a estar más pendientes del nivel del agua.

Enfriador de agua para acuario

Los enfriadores son aparatos donde entra el agua del acuario, para luego devolverla más fría. Suelen incluir los tubos de absorción de agua y los tubos para devolver el agua al acuario.

Son muy efectivos, pero también caros. Se pueden encontrar dentro de un gran rango de precios, que irán subiendo conforme más litros sea capaz de procesar el aparato. Hay que valorar muy bien si la inversión será efectiva; normalmente se utilizan en acuarios y tanques muy grandes donde la temperatura es muy difícil de controlar. No suelen recomendarse en acuarios pequeños.

A continuación vemos un enfriador diseñado para acuarios pequeños:

Enfriador de agua de acuario

¿Cómo subir la temperatura del agua?

Si queremos evitar que nuestros Goldfish entren en un proceso de letargo e inactividad a causa de la baja temperatura, tendremos que aumentarla. Para ello, estos son los principales métodos efectivos:

Termocalentador

El termocalentador es imprescindible en aquellas épocas invernales donde la temperatura de nuestro acuario empezará a descender y debamos subirla para evitar el letargo y estrés en el pez.

Dependiendo de la capacidad de nuestro acuario, deberemos escoger una potencia adecuada que nos garantice alcanzar un rango de temperatura designado. Como norma general, se recomienda 1W por cada litro; si tenemos un acuario de 100 litros, escogeremos un termocalentador de 100W. De todas formas, los fabricantes suelen indicarnos el tamaño de los acuarios para los cuales está recomendado su uso en las instrucciones de cada termocalentador.

El tamaño también es algo a tener en cuenta, ya que cuanto más grande, más ocupará dentro del acuario y más capacidad nos restará. Lógicamente, su potencia y capacidad para calentar el agua está ligada al tamaño. Generalmente, se colocan de forma vertical, por comodidad y estética.

Hay varios tipos de termocalentadores:

  • Internos: se colocan dentro del acuario y suelen estar fabricados de cristal muy resistente. La resistencia que tienen en su interior se encarga de medir la temperatura del acuario para calentar el agua, mientras que el termostato los va encendiendo o apagando.
  • Externos: muy parecidos a los enfriadores, pero en este caso servirán para calentar el agua. Esta entrará dentro del aparato y volverá a mayor temperatura al acuario mediante un circuito de tubos.
  • Cables calentadores: se colocan en el fondo del acuario, bajo el sustrato. Deben montarse antes de introducir el sustrato y el agua a nuestro acuario. Son muy beneficiosos ya que pueden transmitir el calor hasta las mismas raíces de las plantas, pero hay que ir con cuidado ya que algunos de ellos no incorporan termostato y podrían quemar o elevar demasiado la temperatura. Se recomienda tener experiencia y saber del tema antes de usarlos.
  • De filtro: se colocan en el filtro y calientan el agua que pasa por el sistema de filtrado, pero como desventaja nos encontramos que la temperatura del acuario no sea homogénea y varíe dependiendo del punto (los extremos alejados al filtro suelen quedarse más fríos). Hay que verificar que sea compatible con nuestro filtro antes de adquirirlo.

¿Dónde se coloca el termocalentador? Lo ideal es situarlo en un sitio del acuario donde el agua esté en constante circulación. La salida del filtro suele ser la opción más válida, ya que así el agua caliente se irá repartiendo por todo el acuario.

Temperatura del ambiente cálida

Otra forma de intentar mantener alta la temperatura del acuario es manteniendo el ambiente cálido. Lógicamente, es difícil conseguirlo, sobre todo en las zonas frías de la casa. Podremos ayudarnos de calefactores o del aire acondicionado para mantener la sala caliente.

El proceso de aclimatación del pez en su nuevo acuario.

Este proceso es muy importante y muy raras veces se cumple, a no ser que seamos unos entendidos del tema o hayamos indagado previamente a adquirir un pez.

Para ahorrarnos el shock que le podemos producir al pez si lo introducimos de golpe en nuestro acuario tras venir de la tienda, deberemos equiparar la temperatura de la bolsa en la que nos venden el pez con la de nuestro acuario.

¿Cómo se hace? Muy sencillo, deberemos sumergir la bolsa de plástico durante el tiempo necesario para que ambas aguas se equiparen en temperatura de forma progresiva. Tras un rato (alrededor de 15 minutos), podremos sacar al pez de la bolsa y dejarlo nadando dentro de su nuevo hábitat.

La evaporación del agua del acuario por la temperatura.

En las épocas más calurosas será muy común que el agua de nuestro acuario se empiece a evaporar, es por ello que empezarán a aparecer marcas del nivel del agua en los cristales del acuario. Es un proceso natural difícil de combatir, por lo que es importante controlar el nivel de agua del acuario muy a menudo.

Para tratar de frenar la evaporación del agua deberemos mantener la temperatura controlada y evitar los extremos altos. Si utilizamos ventiladores de acuario para rebajar la temperatura, hay que mantener vigilado el nivel del agua ya que estos provocan que el agua se evapore.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!