Saltar al contenido

Alimento congelado o liofilizado para Goldfish

¿Qué beneficios tiene el alimento congelado o liofilizado (deshidratado) para el Goldfish?

El alimento congelado o liofilizado, al igual que ocurre con el alimento vivo, es una fuente excelente de proteínas y grasas animales para nuestro Goldfish. Los mantendrá activos y fuertes, y resulta muy beneficioso para los más jóvenes, ya que precisan de estos nutrientes para conseguir un desarrollo rápido y óptimo.

En épocas de reproducción, es esencialmente beneficioso proporcionarle proteína al Goldfish para potenciar su actividad reproductiva: ayudará a las hembras con el desarrollo de los huevos y los machos se mostrarán más animados a fertilizarlos.

Alimento congelado liofilizado goldfish

Al estar liofilizado o en congelación, evitaremos la transmisión de enfermedades al pez tras su ingesta. De todas formas, antes de proporcionárselo al pez es recomendable comprobar que no presente un mal aspecto.

¿Cómo debemos preparar el alimento congelado o liofilizado para el Goldfish?

Es conveniente remojar con agua del acuario el alimento hasta que pierda su estado de congelación y sea apto para el consumo del pez; darle el alimento directamente congelado sería un error que perjudicaría a nuestro Goldfish.

En el caso del alimento liofilizado, también se recomienda remojarlo para ablandarlo y que sea más fácil de ingerir para el Carassius auratus, al igual que ocurre con el alimento seco. De esta forma, favoreceremos el sistema digestivo del pez.

Es posible que debamos trocear los alimentos, sobre todo si vemos que el pez tiene dificultades para alimentarse; esto puede ser común al ofrecer un tipo de alimento grande (camarones o gusanos) a un Goldfish joven.

¿Qué cantidad de alimento congelado o liofilizado debemos darle al Goldfish?

El alimento congelado o liofilizado, al tener una procedencia animal, tiene un índice de grasa bastante alto, por lo que su administración no debería superar las 1 o 3 veces por semana. En caso de sobrealimentar a nuestros Goldfish con estos nutrientes, estaríamos produciendo un efecto negativo.

Es muy importante comprobar que el Carassius auratus se alimenta correctamente y no rechaza la comida. La experiencia terminará dictándonos la cantidad exacta de alimento que hemos de proporcionarle al Goldfish, pero como pautas generales: lo alimentaremos hasta que veamos que el pez esté saciado (nunca excederemos los 3 o 4 minutos en cada sesión alimenticia).

Podemos saber cuando el pez está saciado con los siguientes indicadores:

  • La vigorosidad a la hora de buscar el alimento empieza a decaer
  • La comida empieza a caer al suelo sin que nuestro pez le haga caso
  • El pez presenta un ligero bulto en el vientre (su estómago estará lleno)

Si caen restos de alimento al fondo, deberemos retirarlos para evitar que empiecen a descomponerse y a alterar los parámetros del acuario.

Se ha de insistir, por el bien del Goldfish y para tratar de evitar la aparición de enfermedades, en la importancia de proporcionarle al Goldfish una dieta rica y variada. Combinar el congelado o liofilizado con el alimento seco (escamas, sticks y pellets), el alimento fresco y el alimento vivo es muy importante para combatir la aparición de problemas y enfermedades.

¿Qué alimento congelado o liofilizado podemos darle al Goldfish?

Existen varias opciones que nos permiten variar para no ofrecer siempre el mismo tipo de alimento; entre los más comunes vemos:

  • Camarones
  • Gusanos de sangre
  • Daphnia
  • Krill (un pequeño crustáceo parecido al camarón. Es especialmente útil para conseguir que la pigmentación del Goldfish luzca radiante)

Suelen ser fáciles de adquirir, puesto que es bastante común encontrarlos en las tiendas de animales que vendan productos para peces. Generalmente, se venden enteros o ya troceados (viene indicado en el envoltorio).

¡Compártelo y ayuda a otra gente!