Saltar al contenido

Alimento vivo para Goldfish

¿Qué beneficios tiene el alimento vivo para el Goldfish?

El alimento vivo es una fuente excelente de proteínas y grasas animales para el Goldfish, muy recomendable para mantenerlo activo y fuerte. Para los más jóvenes, resulta muy beneficioso para conseguir un desarrollo y crecimiento óptimo.

Es muy recomendable proporcionarles proteínas a los Goldfish en época de reproducción, puesto que ayudará a las hembras con el desarrollo de los huevos y motivará a los machos a fertilizarlos.

Un factor a tener en cuenta es que al tratarse de animales vivos, pueden contener enfermedades que transmitirían al Goldfish al ser ingeridos. Es muy importante antes de alimentar al Goldfish que comprobemos que el alimento no presenta un aspecto visual malo o esté muerto, ya que en ese caso podría ser que esté enfermo o en proceso de descomposición.

¿Cómo debemos preparar el alimento vivo para el Goldfish?

Es muy importante que limpiemos muy bien el alimento vivo que vayamos a darle al Goldfish, ya que este puede venir sucio o contener elementos ajenos al acuario que puedan enfermar al pez o variar los parámetros del agua. Para ello, podemos remojarlo aparte con agua del acuario antes de dárselo al pez.

Dependiendo del tamaño de nuestro Carassius auratus y del animal que le vayamos a proporcionar, puede darse el caso de que tengamos que trocear el alimento para que pueda ingerirse sin problemas. Esta circunstancia suele darse al alimentar con camarones y lombrices grandes a Goldfish jóvenes. Aprovecharemos que el alimento esté troceado para remojarlo completamente con agua del acuario y que quede bien limpio.

¿Qué cantidad de alimento vivo debemos darle al Goldfish?

Debemos saber que el alimento vivo tiene un índice de grasa muy alto, es por ello que si se lo administramos demasiado seguido estaríamos produciendo un efecto contraproducente. Se recomienda proporcionárselo entre 1 y 3 veces por semana.

Hay que comprobar que el pez come correctamente y no rechaza la comida; generalmente no habrá problemas puesto que su apetito es voraz. Para saber qué cantidad de alimento vivo debemos proporcionarle, lo alimentaremos hasta que detectemos que el pez pueda estar saciado (nunca excediendo los 3 o 4 minutos de alimentación). Para ello, observaremos los siguientes indicadores:

  • La vigorosidad a la hora de buscar el alimento empieza a decaer
  • La comida empieza a caer al suelo sin que nuestro pez le haga caso
  • El pez presenta un ligero bulto en el vientre (su estómago estará lleno)

Es importante que si caen restos al fondo del acuario (generalmente alimento troceado), los retiremos para evitar que empiecen a descomponerse y contaminar el agua.

Como último recordatorio, insistimos en la importancia de proporcionarle al Goldfish una dieta rica y variada. Combinar el alimento vivo con el alimento seco (escamas, sticks y pellets), el alimento fresco y el congelado / liofilizado, es muy importante para combatir la aparición de problemas y enfermedades.

¿Qué alimento vivo podemos darle al Goldfish?

Dentro de los animales vivos que podemos proporcionarle al Goldfish, destacamos:

DaphniaCamaronesArtemia
Larvas de mosquitoLombrices de tierraMoscas de la fruta

Estos alimentos son fáciles de adquirir en estado vivo, ya que podrás encontrar como mínimo alguno de ellos en tiendas de animales que incorporen productos para peces. En el caso de las lombrices o las moscas de la fruta, incluso podemos cultivarlas por nuestra cuenta.

¿Cómo podemos cultivar lombrices de tierra?

En caso de decidirte por mantener un lombricario (terrario con lombrices de tierra), debes saber que es una tarea sencilla y una gran idea para disponer de una fuente propia de alimento vivo y fiable para nuestros Goldfish.

Únicamente necesitaremos un recipiente de aproximadamente 50 x 50 cm, con una profundidad de 30-40 cm. Tras rellenar entre 5-10 cm de tierra (libre de abonos y químicos) el fondo del recipiente, depositaremos una primera capa de verduras/frutas troceadas: patata, pepino, calabaza, pera, etc. Luego enterraremos con tierra el resto del interior hasta que falten unos 5 cm para el borde. Podemos incorporar una malla fina y mantener el lombricario destapado, o mantenerlo tapado con la tapa agujereada para que el aire pueda entrar y ventilar.

Las lombrices se desenvuelven mejor en zonas con poca o nula iluminación, por lo que sería conveniente mantener el lombricario en una sala con poca iluminación o con las paredes del recipiente tapadas con cartulina para evitar que penetre la luz.

Con el paso de los días, las lombrices irán apareciendo y poblando el lombricario. También podemos añadirlas nosotros mismos para acelerar el proceso, ya sea adquiriéndolas en tienda o rebuscando en zonas de tierra.

El mantenimiento del lombricario es muy sencillo. Hemos de mantener la tierra siempre húmeda, evitando el encharcamiento. Por otra parte, alimentaremos con verdura/fruta triturada dejándola caer sobre la superficie cada 2 o 3 días, dependiendo del tamaño de la colonia de lombrices. Como punto negativo, únicamente señalar que el lombricario puede desprender malos olores debido a la descomposición de los alimentos y la tierra húmeda.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!