Saltar al contenido

Enfermedades del Goldfish

Las enfermedades son el gran enemigo de los peces de acuario ya que pueden acortar la vida o incluso matar repentinamente. A fin de evitarlas y comprender por qué aparecen, vamos a analizar las enfermedades del Goldfish:

Enfermedades más comunes del Goldfish

El Goldfish, al igual que todos los peces de agua fría, son propensos a sufrir enfermedades causadas por diversos factores. Estas pueden ser provocadas por una bacteria, un virus, un parásito, la mala calidad del agua o un cambio brusco de su temperatura, una mala alimentación etc.

Si no les prestamos la debida importancia, pueden tener graves consecuencias en el pez e incluso llegar a ser mortales. Entre las enfermedades más comunes del Goldfish, vemos:

venas rojizas en aletas

Venas rojas en aletas

Gusano Lernaea

Gusano de Lernaea

Enfermedad punto blanco

Enfermedad del punto blanco

hidropesia

Hidropesía

Sanguijuelas

podredumbre aletas

Podredumbre en aletas

exoftalmia

Exoftalmia

hexamitiasis

Hexamitiasis

hongos pez

Hongos

enfermedad terciopelo

Enfermedad del Terciopelo

baba piel

Baba en la piel

estreñimiento

Estreñimiento

¿Cuáles son las principales causas de la aparición de enfermedades en el Goldfish?

Las enfermedades son, por lo general, difíciles de evitar. Al igual que los humanos enfermamos constantemente debido a muchos factores, lo mismo ocurre con los Goldfish. Así que hay que estar bien informado de aquellas enfermedades que pueden amenazar a nuestro pez.

No obstante, a continuación tienes una lista con las causas más comunes que favorecen la aparición de enfermedades:

  • Mala calidad del agua: los parámetros del agua del acuario deben medirse semanalmente (como mínimo) a fin de verificar la óptima calidad de ésta. Una mala calidad del agua favorecerá la aparición y proliferación de bacterias y parásitos, así como también debilitará la salud de nuestro Goldfish, aumentando exponencialmente el riesgo de enfermedad.
  • Mala alimentación: una tarea tan básica como proporcionar una dieta rica y variada a nuestro Goldfish, muchas veces no se cumple por desconocimiento o falta de tiempo. Esto conlleva un debilitamiento general en el Goldfish y en su sistema inmunológico, favoreciendo que aparezcan las enfermedades.
  • No realizar el proceso de cuarentena de los nuevos peces y plantas: muchas veces no se cumple por desconocimiento, pero esta cuarentena preventiva puede ahorrarnos muchos problemas futuros.

¿Cómo saber si el Goldfish está enfermo?

Muchos son los síntomas que nos indican que algo no va bien en nuestro Goldfish. Gran parte de ellos son comunes en varias de las enfermedades que más probablemente ataquen al pez, por lo que puede ser difícil identificarlas.

Aquí hay una recopilación de los síntomas que pueden indicarnos que el Goldfish está enfermo:

  • El pez no come: la inapetencia es un claro síntoma de que algo no va bien en nuestro Carassius auratus. Generalmente, suele estar relacionado con el estreñimiento o enfermedades que hagan notarse al pez hinchado.
  • Comportamiento apático o inactividad en el fondo del acuario: puede que los veamos refugiados o sin actividad, parados en el fondo del acuario. Esto se debe a las molestias que el pez sufre a causa de la enfermedad.
  • Dificultad en la respiración: si vemos que nuestro Goldfish respira de forma brusca o boquea en la superficie del acuario, puede estar indicándonos que el agua no está lo suficientemente oxigenada. Este problema, de no ser corregido, producirá una situación de estrés en el Goldfish, debilitando su sistema inmunológico y favoreciendo la aparición de enfermedades.
  • Nado errático y posiciones inusuales: otro claro síntoma de que nuestro pez está enfermo es que presente problemas de flotabilidad y movimiento. Suele ser indicador de que padece inflamación de la vejiga natatoria, hidropesía, sobrealimentación, etc.
  • Se frota contra las paredes del acuario y las superficies del acuario: las infecciones por parásitos y hongos suelen producir en el Goldfish incomodidad y molestias, lo que le llevará a frotarse por todas las superficies del acuario en un intento de aliviarse.
  • Puntos, quistes, manchas y capas en general, que cubran el cuerpo y aletas del pez: en una fase avanzada de diversas enfermedades, podremos observar síntomas visibles como manchas o puntos blancos/amarillos, pequeños quistes o una película que recubra todo el cuerpo y las aletas del pez.
  • Parásitos adheridos al cuerpo y aletas del Goldfish: como ocurre con el gusano de Lernaea o las sanguijuelas, estos parásitos son perfectamente visibles tras alcanzar cierto tamaño.
  • Aletas deshilachadas o rotas: este síntoma suele aparecer a consecuencia de una situación de estrés en el pez y una mala calidad del agua del acuario. Deberemos aislarlo y empezar a tratarlo para evitar que la situación empeore y las aletas empiecen a pudrirse y desaparecer.
  • Ojos hinchados y desproporcionados (saltones): que uno o ambos ojos de nuestro Goldfish presenten un tamaño desproporcionado (hinchado y fuera de sus órbitas), es un síntoma de que padece exoftalmia o hidropesía.

Aspecto de los excrementos del pez

El aspecto de las heces de nuestros Goldfish nos aporta una información muy valiosa sobre el estado actual del pez. Entre otras cosas, nos indica si se está alimentando correctamente, se encuentra estresado, problemas en su aparato digestivo o enfermedades graves.

A continuación dejamos una descripción del aspecto de los excrementos y sus posibles causas:

  • Del mismo color que el alimento, grueso y corto/mediano: buena salud digestiva del pez, se alimenta correctamente.
  • Delgado y largo: suele asociarse con problemas de estrés. Nuestro pez no está alimentándose correctamente.
  • Grueso y largo: esto puede indicarnos que el pez esté sobrealimentado o estreñido.
  • De color blanco y largo: suele indicar que el Goldfish padece una infección interna.
  • Transparente y con burbujas adheridas: indica que no se está alimentando correctamente.
  • De color oscuro, envuelto en mucosidad y burbujas: durante el proceso de digestión del pez, el gas acumulado está produciendo bacterias en su sistema digestivo.
  • Heces con sangre: suele indicar una enfermedad grave.
Excrementos y enfermedades del Goldfish

Si el Goldfish está enfermo o tiene un comportamiento raro, ¿qué es lo primero que hay que hacer?

En los casos donde veamos al Carassius auratus comportarse de forma extraña, o hayamos identificado la enfermedad que le afecta, es altamente recomendable que lo aislemos lo antes posible.

Aislándolo en el acuario hospital podremos tener un control más personalizado del Goldfish afectado y podremos empezar a tratarlo. También evitaremos que la enfermedad se propague y contagie a los demás peces (bastante común en enfermedades parasitarias y bacterianas).

Qué hacer antes de tratar al Goldfish en el acuario hospital

Antes de empezar con el tratamiento del Carassius auratus, deberemos retirar el carbón activo del filtro para que éste no anule los efectos de los medicamentos.

También deberemos verificar que disponemos de las instrucciones indicadas por el especialista o al adquirir los medicamentos, ya que un uso indebido de éstos puede resultar fatal para el pez.

Una rápida comprobación de los parámetros del agua nos asegurará que nuestro pez estará en las mejores condiciones posibles durante su tratamiento.

Qué hacer después de tratar al Goldfish en el acuario hospital

Tras terminar el tratamiento, añadiremos el carbón activo al filtro, ya que ayudará a retirar los restos de medicamento todavía presentes en el agua (éstos pueden ser perjudiciales para el pez si no se eliminan).

Realizaremos cambios cada 2-3 días del 30-40% del agua para ayudar con la eliminación de los restos de medicamento y retirar parásitos y suciedad que haya quedado en el acuario. Hay que tener cuidado con estos cambios de agua, puesto que son bastante bruscos y pueden afectar a la colonia bacteriana instalada en el acuario de cuarentena.

El acuario hospital, o de cuarentena. ¿Qué es y qué requisitos debe cumplir?

El acuario hospital, o también conocido como acuario de cuarentena, es el lugar ideal donde aislar y tratar a nuestros Goldfish enfermos a fin de evitar contagios y propagaciones en el acuario principal. También es perfecto para albergar a los nuevos ejemplares durante el proceso de cuarentena tras ser adquiridos.

Debe estar equipado con todo lo necesario para mantener en condiciones aceptables al pez durante su tratamiento:

  • Filtro
  • Iluminación
  • Termómetro
  • Oxigenador (para aquellos tratamientos en que se recomiende subir la temperatura del agua)
  • Termocalentador (útil para subir la temperatura del agua cuando se requiera)
  • Algún elemento que actúe como refugio para proporcionar seguridad y tranquilidad al pez

Aprovecharemos el agua del acuario principal para llenar nuestro acuario hospital. Se puede o no incluir sustrato, ya que la estancia generalmente será corta (entre días y semanas, dependiendo de la gravedad de la enfermedad o de la cuarentena). Si decidimos utilizar sustrato, estaremos beneficiando a las bacterias beneficiosas.

En cuanto a su tamaño, se recomienda utilizar un acuario “pequeño” pero que sea lo suficientemente espacioso para el Goldfish. Un acuario con 40-60 litros será suficiente (teniendo en cuenta que quizás debamos tratar a más de un pez al mismo tiempo).

acuario hospital

El proceso de cuarentena preventiva, ¿qué es y cómo realizarlo?

Cuando adquirimos un nuevo ejemplar o unas nuevas plantas para incorporar al acuario, éstos deben pasar por un proceso de cuarentena a fin de evitar introducir enfermedades.

  • En el caso de los nuevos Goldfish (y otros peces en general), deberemos tenerlos en el acuario de cuarentena como mínimo 14 días, a fin de verificar que no son portadores de parásitos o bacterias.
  • Para las nuevas plantas, con 4-5 días de cuarentena serán suficientes.

Muchas veces no se cumple este importante proceso, el cuál nos puede ayudar a evitar enfermedades y problemas futuros en el acuario.

La importancia de consultar al especialista antes de tratar las enfermedades del Goldfish

Esta web es meramente informativa y siempre será totalmente recomendable que acudas a un veterinario, o a una tienda de animales especializada en peces, para que valore la situación del Goldfish y obtengas una verificación por parte del profesional.

Se puede tomar fotos y grabar un vídeo para mostrárselo, o transportar al pez en una pecera pequeña a fin de que pueda verlo en directo.

Muchas de las enfermedades comparten síntomas y pueden ser difíciles de diferenciar entre sí; otras no empezarán a mostrar síntomas hasta que se encuentren en una avanzada fase. Un veterinario será de gran ayuda para identificar la enfermedad y proporcionar el correcto tratamiento al Goldfish.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!