Saltar al contenido

Enfermedad del Terciopelo

Síntomas de la enfermedad del terciopelo

La enfermedad del terciopelo (o Polvo de Oro) en los peces está originada por unos parásitos unicelulares llamados Oodinium pillularis (agua dulce) y Oodinium ocellatum (agua salada). Debe su nombre a que en una avanzada fase, podremos ver cómo estos parásitos producen una capa muy similar al terciopelo que cubre el cuerpo y las aletas del pez.

Detectar esta enfermedad no es fácil, puesto que el tamaño de estos parásitos es muy pequeño y son difíciles de detectar a simple vista. Sin embargo, a los pocos días de contraer esta enfermedad podremos notar un cambio de comportamiento en nuestro Goldfish:

  • El pez se frotará contra las superficies y paredes del acuario, en un intento de desprenderse de estos molestos parásitos.
  • Comportamiento apático y movilidad reducida (puede que permanezcan escondidos en sus refugios).
  • Pérdida de apetito y delgadez en general.

En una fase más avanzada de la enfermedad, podremos ver con más claridad los puntitos por el cuerpo y aletas del pez. Es fácil de confundir con la enfermedad del punto blanco, puesto que en ambas veremos puntitos que se extienden por todo el pez. Sin embargo, los parásitos causantes de la enfermedad del terciopelo son más pequeños y tienden a concentrarse en mayor proporción e incluso crear una capa que recubre el cuerpo.

enfermedad terciopelo

Otros síntomas que podremos detectar en una fase avanzada de la enfermedad:

  • Manchas/puntos por todo el cuerpo, aletas y branquias, de color dorado o blanquecino. Su tamaño no suele superar los 0,3 mm.
  • Una fina capa de color amarillo/blanco sobre la piel, causada por la acción de los parásitos. Esta capa suele empezar en la parte posterior del Carassius auratus y extenderse hacia el resto del cuerpo, aletas y branquias).
  • Restos de película/capa en el cuerpo del pez o flotando en el acuario (el pez se intentará librar de estos molestos parásitos frotándose). La piel del pez también podrá verse afectada, llegando a desprenderse en los casos más severos.
  • Aletas rígidas.
  • Respiración agitada y costosa (puede que les veamos boqueando en la superficie).

Esta enfermedad se puede volver una epidemia si no aislamos y tratamos a los peces afectados.

¿Cómo actúa el parásito Oodinium pillularis?

El parásito nadará libremente por el acuario en busca de un huésped al cual adherirse en su cuerpo, aletas o branquias. Empezará a alimentarse de la materia orgánica viva del pez, es decir, de los epitelios (la piel) del pez. Pueden producir unas enzimas que degradan los tejidos externos del pez y dejan marcas visibles (nódulos de color blanco/amarillento).

Tras 24-48 horas adherido al pez, alcanzarán su forma adulta y empezarán un proceso de enquistamiento para dividirse y propagarse. Estos quistes (los puntitos visibles) albergarán las nuevas crías del parásito y pasados unos días caerán al fondo del acuario, abriéndose y liberándolas para nadar en busca de huéspedes para repetir el proceso. Si el Oodinium pillularis no encuentra ningún huésped en 36 horas, morirá.

El ciclo de vida de Oodinium pillularis es muy similar al del Ichthyophthirius (parásito causante de la enfermedad del punto blanco), es por ello que es fácil confundir ambas enfermedades.

Causas de la enfermedad del terciopelo

Generalmente, estos parásitos aparecen en los acuarios tras introducir nuevos peces o plantas sin pasar un proceso de cuarentena (un par de semanas en el acuario de cuarentena serán suficientes para los nuevos peces; las plantas tienen suficiente con 4-5 días).

Una mala calidad en los parámetros del agua ayudará a que estos parásitos prosperen y se propaguen por todo el acuario, por lo que deberemos mantenerla siempre controlada y en óptimas condiciones. La alimentación también juega un importante papel aquí, ya que un Goldfish mal alimentado presentará un sistema inmunológico debilitado, favoreciendo la acción del Oodinium pillularis.

enfermedad terciopelo

Tratamiento de la enfermedad del terciopelo

Esta enfermedad es muy contagiosa y se propaga fácilmente por todo el acuario, por lo que deberemos aislar lo antes posible a aquellos peces afectados en el acuario de cuarentena/hospital.

Los principales medicamentos que podemos utilizar para combatir a este parásito son:

  • Metronidazol
  • Clorhidrato de quinina
  • Verde malaquita
  • Azul de metileno

Deberemos seguir las instrucciones de los fabricantes del medicamento y retirar el carbón activo del filtro para que este no anule el efecto de los medicamentos. Tras terminar el tratamiento añadiremos el carbón al filtro, y realizaremos cambios cada 2-3 días del 30-40% del agua para eliminar los restos de medicamento todavía presentes en el agua.

Para ayudar a combatir al Oodinium pillularis podemos tapar el acuario con una manta para impedir que la luz penetre y apagar las luces, ya que este parásito se nutre de la luz y realiza la fotosíntesis. De esta forma, estaremos favoreciendo su debilitamiento.

Aumentar la temperatura del acuario a unos 27-28ºC acelerará el ciclo de vida del parásito, ayudando a eliminarlo más rápidamente durante el tratamiento. Recordemos que si elevamos la temperatura del acuario, la oxigenación se verá afectada (el oxigenador ayudará a mantener unos niveles óptimos de oxígeno).

También se recomienda que durante el tratamiento, hagamos cambios continuos de agua (20-30%) a fin de ir retirando todos aquellos parásitos muertos (o todavía vivos) y evitar que se acumulen en el fondo del acuario. Pero siempre cuidando de retirar la menor cantidad posible de medicamento.

Aviso antes de empezar el tratamiento

Importante: esta web es meramente informativa y aunque muestre los remedios y tratamientos aceptados y utilizados comúnmente, siempre recomendamos que acudas a un veterinario o a una tienda de animales especializada en peces, para que valoren la situación del Goldfish y obtengas una segunda opinión (puedes grabar un vídeo o realizar fotografías para mostrárselas).

En el proceso de curación del Goldfish influyen diversas variantes, como la fase en la que se encuentre la enfermedad o la genética del pez. Desgraciadamente, no todos logran superar la enfermedad.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!