Saltar al contenido

Gusano de Lernaea

Síntomas del Gusano de Lernaea o Gusano de Ancla

La enfermedad conocida como Gusano de Lernaea, o lerneosis, está causada por la aparición de los crustáceos conocidos como Lernaea copépodos. Estos “gusanos” introducen su cabeza y la anclan (utilizando 4 protuberancias con forma de ganchos) dentro del cuerpo del pez, dejando su cuerpo blanco visible y colgando, asemejándose a hilos que cuelgan del pez.

Generalmente, se introducen bajo las escamas, cerca de la base de las aletas y de las branquias.

Observaremos que nuestro Goldfish se frota de forma repetida contra las paredes y los elementos del acuario (piedras, plantas, decoraciones, filtro, etc). También es posible que notemos una pérdida de apetito y de peso en nuestro pez.

Este parásito, de no ser tratado, puede provocar severos problemas a nuestros Carassius auratus, pudiendo llegar a ser mortal debido a los daños que origina:

  • Pérdida de sangre y hemorragias
  • Heridas y úlceras en la piel del pez, así como pérdida de las escamas
  • Posibilidad de dañar órganos vitales, sobre todo en peces pequeños

Ciclo de vida del parásito Lernaea copépodos

Las crías nadarán libremente por el acuario hasta encontrar un nuevo huésped en el cuál anclarse y empezar a madurar. Tras aparearse, el macho muere y la hembra se vuelve a anclar al pez hasta crecer y llegar a ser visibles.

Su ciclo de vida les llevará a poner huevos y multiplicarse, desembocando en una enfermedad imposible de erradicar si no empezamos a tratarla.

La duración de su ciclo vital depende de la temperatura en la que viva. En temperaturas inferiores a 10ºC, puede que no se reproduzcan nuevos parásitos por el descenso de su metabolismo. A mayores temperaturas, su ciclo vital puede durar entre 2 y 4 semanas.

Causas del Gusano de Lernaea o Gusano de Ancla

La causa más común de aparición de este Gusano de Lernaea es la introducción de nuevos Goldfish, o plantas, en el acuario sin haber sido revisados previamente. Puede que los nuevos peces adquiridos vengan enfermos con el parásito y lo transmitan al resto de ocupantes del acuario.

Recordemos que es muy importante revisar el estado de salud de los peces antes de introducirlos en el acuario, para no alterar la salud de los demás. Es conveniente poner en cuarentena a los nuevos peces para observar su estado de salud.

Tratamiento para el Gusano de Lernaea o Gusano de Ancla

Lo primero que deberemos hacer tras detectar el Gusano de Lernaea será poner en cuarentena a los peces afectados. Con introducirlos aparte en un acuario de cuarentena/hospital para casos médicos será suficiente.

Gusano Lernaea

El tratamiento para debilitar a estos parásitos, similar al de las sanguijuelas, está compuesto por medicamentos (especialmente aquellos enfocados a los parásitos) que contengan:

  • Permanganato potásico: 10mg por litro, en baños de 10 a 30 minutos.
  • Formol: 2ml cada 10 litros, en baños de 60 minutos.
  • Cloruro sódico: Baños de 10 a 30 minutos al 1%.
  • Metriponate: 1,5mg por cada 4,5 litros.

Se ha de seguir atentamente las instrucciones de cada medicamento (deben venir especificadas) y mantener bien alimentados a nuestros Goldfish para mantenerlos fuertes (la proteína será muy beneficiosa en estos momentos). Cuando usemos estos medicamentos, deberemos retirar el carbón activo del filtro para que no los filtre y elimine, anulando así su efectividad.

Una vez los hayamos medicado y los parásitos estén débiles (generalmente en unas semanas, dependiendo de su estado de desarrollo), podemos probar a retirárselos uno a uno, con pinzas de precisión. Deberían salir sin problemas, si previamente los hemos debilitado con el tratamiento. En caso negativo, alargaremos el tratamiento para seguir debilitándolos.

En ningún caso los cortaremos o nos arriesgaremos a dejarnos la parte superior del crustáceo anclada dentro del pez, ya que los ganchos podrían seguir produciéndole graves daños o una infección debido a la descomposición de la cabeza. Una vez hayamos extraído al parásito correctamente, es muy recomendable tratar la zona del pez con desinfectantes suaves para peces.

Al terminar con el tratamiento y el uso de medicamentos, volveremos a filtrar con carbón activo en los casos en que el medicamento no desaparezca y pueda alterar los parámetros del agua. Los cambios de agua periódicos durante el tratamiento (entre un 30-50%) también ayudarán a eliminar al parásito y servirán para retirar aquellos que hayamos podido matar y se encuentren en el fondo del acuario.

Aviso antes de empezar el tratamiento

Importante: esta web es meramente informativa y aunque muestre los remedios y tratamientos aceptados y utilizados comúnmente, siempre recomendamos que acudas a un veterinario o a una tienda de animales especializada en peces, para que valoren la situación del Goldfish y obtengas una segunda opinión (puedes grabar un vídeo o realizar fotografías para mostrárselas).

En el proceso de curación del Goldfish influyen diversas variantes, como la fase en la que se encuentre la enfermedad o la genética del pez. Desgraciadamente, no todos logran superar la enfermedad.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!