Saltar al contenido

Sanguijuelas

Síntomas de las sanguijuelas

Las sanguijuelas son fácilmente reconocibles a simple vista, puesto que veremos a estos alargados seres adheridos al cuerpo de nuestro Goldfish, en un intento de alimentarse a costa de su sangre.

Entre las más comunes, nos encontraremos en el 90% de los casos con la Piscicola geometra, la cual se fija en algas, plantas o en el sustrato a la espera de que alguno de nuestros peces se acerque y pueda anclarse haciendo ventosa con su boca.

Tras adherirse a un huésped y haberse alimentado, esta se soltará y volverá al fondo del acuario para esconderse entre las piedras o la vegetación y digerir la sangre extraída.

Luego, volverá en busca de un nuevo huésped (quizás encuentre al mismo) para volver a alimentarse. Repetirá este proceso un par de veces antes de poder reproducirse.

Los daños que puede ocasionar son bastante considerables, llegando a destruir el tejido interno del pez y succionándole la sangre. Estas heridas son muy propensas a infectarse y por bacterias y hongos, por lo que el riesgo de padecer enfermedades se multiplica.

Observaremos cómo nuestro Carassius auratus se frota constantemente contra las paredes, piedras y superficies en general, en un intento de deshacerse de estas molestas sanguijuelas. Esto conlleva el riesgo de que el pez se produzca heridas al recibir golpes y arañazos.

Reproducción de la Piscicola geometra

Esta sanguijuela es hermafrodita, ytras haber recibido la suficiente cantidad de sangre para desarrollar los huevos, se empareja con otra para reproducirse.

La Piscicola geometra deposita los huevos sobre las plantas y algas, o en el fondo del acuario sobre la superficie del sustrato. A los pocos días, los huevos eclosionarán y las larvas nadarán libremente por el acuario en busca de un huésped al cuál adherirse y empezar a alimentarse.

Si logran encontrarlo, crecerán rápidamente (en cuestión de semanas) y alcanzarán su tamaño adulto, 25 milímetros, en un mes aproximadamente.

Causas de la aparición de las sanguijuelas

La principal razón de la aparición de estas sanguijuelas en nuestro acuario es que hayan sido introducidas sin querer con plantas o peces que no hayan pasado el período de cuarentena.

También pueden venir en las rocas, sobre todo en las naturales que no hayamos tratado previamente.

Tratamiento para las sanguijuelas

Lo primero que haremos será separar al Goldfish que tenga sanguijuelas adheridas para evitar la propagación al resto de ejemplares. Lo trasladaremos al acuario de cuarentena, donde lo trataremos para debilitar a la sanguijuela antes de extraerla.

El tratamiento a seguir es muy similar al del Gusano de Lernaea, puesto que ambos se adhieren al cuerpo del pez y hay que debilitarlos para sustraerlos completamente sin dejarse partes incrustadas en el Goldfish.

sanguijuelas

Podemos utilizar los siguientes medicamentos para debilitar a estas sanguijuelas:

  • Permanganato potásico: 10mg por litro, en baños de 10 a 30 minutos.
  • Formol: 2ml cada 10 litros, en baños de 60 minutos.
  • Cloruro sódico: Baños de 10 a 30 minutos al 1%.
  • Metriponate: 1,5mg por cada 4,5 litros.

Recordemos que cuando empecemos a utilizar los medicamentos, deberemos retirar el carbón activo del filtro para que este no anule el efecto. Tras el tratamiento y la cura del pez, volveremos a introducirlo y realizaremos cambios periódicos cada 2-3 días del 20-30% del volumen del acuario, a fin de eliminar los restos de medicamento que puedan alterar los parámetros del agua.

Una vez las sanguijuelas estén débiles (dependiendo del tamaño, variará entre días y semanas), podremos retirarlas con pinzas de precisión. Es muy importante no cortarlas o dejar incrustada la cabeza en el cuerpo del pez, ya que esta empezará a descomponerse y podrá producir infecciones al Goldfish.

Es recomendable aplicar medicamentos antisépticos sobre las heridas del pez, a fin de evitar posibles infecciones en las heridas.

Aviso antes de empezar el tratamiento

Importante: esta web es meramente informativa y aunque muestre los remedios y tratamientos aceptados y utilizados comúnmente, siempre recomendamos que acudas a un veterinario o a una tienda de animales especializada en peces, para que valoren la situación del Goldfish y obtengas una segunda opinión (puedes grabar un vídeo o realizar fotografías para mostrárselas).

En el proceso de curación del Goldfish influyen diversas variantes, como la fase en la que se encuentre la enfermedad o la genética del pez. Desgraciadamente, no todos logran superar la enfermedad.

¡Compártelo y ayuda a otra gente!